Derrick de Kerckhove, Umberto Eco y el debate sobre sujeto, personalidad e Internet

Derrick de Kerckhove es un sociólogo canadiense que a partir de la tradición inaugurada por Marshal McLuhan y desde una perspectiva analítica que privilegia el determinismo tecnológico y el cognitivismo estudia las profundas transformaciones que la revolución digital está produciendo en las prácticas sociales. Aunque no coincido con su enfoque teórico rescato de sus investigaciones empíricas algunos conceptos que pueden ser (re)problematizados desde una perspectiva foucaultiana como los de “blogidentidad” y “personalidad digital” para pensar cómo operan en la producción de identidades culturales los nuevos modos de subjetivación de la sociedad de control (http://www.uoc.edu/inaugural05/esp/kerckhove.pdf ).

Para Kerckhove vivimos en una fase particular de lo que denomina la “era de la electricidad” que se caracterizaría por la subsunción de lo digital en lo inalámbrico (a nivel de los dispositivos técnicos) y que funcionaría creando personalidades digitales, que serían aquellas que usamos cuando estamos conectados a la web. Lo interesante del planteo es que introduce como problema la distinción entre personalidad digital activa y pasiva, es decir, diferenciando entre el perfil que cada usuario de Internet decide elaborar subiendo sus datos a la Web y el que producen automáticamente los algoritmos que gobiernan la información en la red y del cual solo tenemos una referencia indirecta cuando, por ejemplo, se nos sugiere que sigamos a determinada persona, grupo musical o político en las redes sociales, o cuando nos llega publicidad por e-mail precisamente sobre el producto o servicio que acabamos de “googlear”.

Esto es posible porque toda la información que subimos sobre nosotros mismos a la Web, incluyendo el inocente “me gusta” de Facebook hasta un “check in” en Foursquare, es clasificada, ordenada, convertida en palabras clave y etiquetada por programas que la enlazan y van generando esa personalidad digital. En rigor, es esta personalidad digital la que realmente importa en el mundo virtual y tanto su producción como su fisonomía se encuentran absolutamente fuera de nuestro control y puestas a disposición de bases de datos de marketing o de organismos de vigilancia y seguridad. Es una especie de prontuario o historica clínica, es decir, una biografía elaborada por un experto a partir de los datos que nosotros mismos le brindamos por nuestra propia decisión y voluntad, o por lo menos así lo parece.

Para Kerchkove las redes sociales digitales han introducido una condición híbrida entre “yo” e “identidad” a la que denomina publivado (público-privado): nueva configuración de cada uno de nosotros que nos hace públicos en la Web a partir de la administración de lo privado que lo lleva a cuestionarse hasta qué punto no estamos perdiendo autonomía e identidad a causa de nuestra inmersión en la Web aunque creamos, por cierto, que ésta nos hace más libres y soberanos de nosotros mismos.

Por otra parte desde hace ya varios años Umberto Eco se ha convertido en un acérrimo crítico de Internet o mejor dicho de la libertad de producción, circulación y consumo de la información que existe en Internet. Algunas de sus metáforas más conocidas al respecto convierten a la Web en un “mundo salvaje y nocivo” en el que los usuarios “no pueden separar la buena y la mala información a la que acceden por las pantallas”,  o también “Internet es una parodia de la enciclopedia porque también incluye información falsa”, y mas recientemente  en una conferencia dictada en el Salón del Libro de Turín ha dicho que “Internet es idiota, como Funes el memorioso” proponiendo la necesidad de que existan filtros que aseguren que solo circule y se tenga acceso a información previamente chequeada o certificada por expertos. Dicho en buen romance Internet no es el problema sino la masa de millones de idiotas-como usted o como yo-  que navegan por ella sin los conocimientos ni los criterios académicos que, según Eco, resultan indispensables para hacer buen uso de la información.

Pero como no está realmente en contra de Internet sino de la democratización que ésta facilita lo que propone es que académicos y expertos actúen como censores que filtren y administren la “buena” y la “mala” información. Digo yo, ¿también en las bibliotecas públicas (que tienen acumuladas sin duda tanta o más información que Internet y donde seguramente también hay “buena” y “mala” información) habría que poner censores que filtren las consultas de los usuarios? Y ya que estamos, digo yo, tratando de entender hacia donde va el pensamiento de Eco ¿No sería mejor directamente filtrar, censar o evaluar académicamente todo lo que se pretende subir la Web y, desde luego, hacer lo mismo con libros, revistas, etc. antes de ser catalogados en una biblioteca pública? Porque en rigor, y Kerchkove nos asiste en esto, no es cierto que Internet no esté regulado sino todo lo contrario.

Los debates están abiertos y están esperando que participemos activamente de ellos porque, a diferencia de lo que opina Eco y retomando la propuesta de Kerchkove, el problema no es Internet sino el hecho de que como todo dispositivo tecnológico su uso depende y está subordinado al conjunto de relaciones de poder y de saber que instrumentan y regulan su uso, su distribución y su acceso. Son esas relaciones de poder y de saber las que imponen condiciones de posibilidad, existencia y aceptabilidad para que seamos simples personalidades digitales manufacturadas por algoritmos elaborados para reproducirnos como consumo o consumidores o utilicemos esas identidades digitales para generar nuevas formas de resistencia y de emancipación social.   ¿Pero cómo sería posible resistir en Internet?

El debate está abierto y es urgente y necesario.

Luis García Fanlo
Doctor en Ciencias Sociales (UBA)
Investigador del Área de Estudios Culturales del Instituto Gino Germani (UBA)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s