Internet y la tercera edad

Este artículo expone algunos aspectos del trabajo que desarrollé para mi tesis del Programa de Actualización de Diseño Digital (PAAD) en la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires.

La hipótesis principal que se expone es la siguiente: si los diseñadores cumplieran con ciertas condiciones, y la gente mayor finalmente se volcara al uso de una Web más amigable, se lograría acortar la brecha digital en una porción importante de la población. Se propuso encontrar aportes que se ajusten a la realidad de nuestros abuelos, con necesidades y capacidades particulares.

Introducción: El problema de la Brecha Digital y cómo afecta a la gente mayor

Sabemos que las soluciones con base en Web forman la manera en la que accedemos al mundo digital hoy y en el futuro. En contraste a esta idea, Argentina está sufriendo una brecha digital que separa a la gente con acceso efectivo a la información y a los que no.

El obstáculo que representa la brecha digital impacta directamente en la calidad de vida todos los ciudadanos, incluyendo a los adultos mayores.

Hay una realidad que no se puede ignorar: Son una población en constante crecimiento y suman un porcentaje importante en la sociedad. La gran mayoría de ellos que no están aprovechando el potencial que Internet tiene para brindarles y tampoco tienen una gran oferta de herramientas básicas para que comiencen a hacerlo.

Antes que nada, es importante tener en cuenta que existen varios problemas por los que las personas mayores sufren la brecha digital, que están más allá de su interés por acercarse a las nuevas tecnologías:

Sobre el problema del dinero y el acceso a la PC

Si bien actualmente existen algunos programas para acceder a la primera computadora, como es el programa “Programa de Acceso a computadoras para jubilados y pensionados” (1) , los planes de cuotas son en muchas ocasiones demasiado elevados para el bolsillo de un jubilado. Muchos obtienen su primera pc gratis porque algún familiar pudo comprar una nueva y le cede su antiguo modelo. Es cierto que las pretensiones para comenzar a familiarizarse con la PC no son muchas, pero estos modelos pueden tener algunas fallas que a la larga lo terminan perjudicando en la introducción al mundo digital (computadoras lentas, monitores pequeños, soporte de software antiguo)

Sobre los posibles problemas físicos y mentales del usuario

Los usuarios pueden sufrir ciertas dificultades, por lo general de índole natural. Se destacan discapacidades parciales o totales que devienen en visión disminuida, disminución de audición, falta de coordinación entre las manos y la voluntad de movimiento, dificultad psicomotriz de manipulación con precisión de objetos pequeños, entre otros.

Las Enfermedades más comunes que los afectan y dificultan la tarea de interactuar con una computadora pueden ser Artritis, Osteoporosis, Entumecimiento de músculos, Diabetes, Cataratas y otras disfunciones oculares.

Entre los Problemas psicológicos y cognitivos contamos con Problemas en la memoria, Problemas para entender y reaccionar rápidamente, Alzheimer.

¿Qué hacer con tantos problemas?

Esta serie de problemas ajenos a la voluntad (o no) de acercarse a las nuevas tecnologías la deberían ser tenidos en cuenta antes de pensar en posibles soluciones para introducirlos en las TICs.

Lamentablemente los estadares de diseño están orientados a una población relativamente joven, y no coinciden para nada con las necesidades que la población mas envejecida necesita.

El problema más inmediato muchas veces consiste en que el diseñador es un tercio más joven de lo que sería el usuario mayor, y pasa por alto ciertas consideraciones de diseño que debería tener en cuenta para llegar a abarcar también a esta porción de la sociedad (Agelight, 2001).

Específicamente hablando de los usuarios de edad avanzada, nociones básicas como la navegabilidad, la intuición al querer usar el medio, la funcionalidad que este le puede brindar, la interactividad que puede tener… todo se reduce prácticamente a nulo con el usuario mayor, a quien nada le es natural ni intuitivo.

Por lo tanto en este campo la claridad le gana a la innovación, y bajo esa premisa se debe trabajar.

Qué es lo que se sabe y qué aporta

El relevamiento de varias fuentes de información brindan una sólida base en cuanto a las condiciones de usabilidad y especialmente la accesibilidad del medio Web, fundamental para comenzar a diseñar una buena herramienta de diseño.

Además, si bien existen algunas pautas que sirven para la totalidad de los usuarios en Internet, hay muchas otras que se centran en las necesidades del usuario mayor. Por otro lado, los adultos mayores específicamente de la Argentina tienen una realidad muy diferente a la media de los países donde se realizaron las investigaciones más prestigiosas. E incluso dentro del mismo país existen diferentes tipos de abuelos que tienen necesidades diferentes, relaciones diferentes, intereses diferentes y un largo etcétera.

Gui Bonsiepe (Fathers, 2002) (2) sostiene que “los problemas de diseño se deben resolver en el propio país donde se generan”, y es por eso que en el caso de la investigación que se llevó a cabo, fue necesario arremangarse y pensar en los contrastes en problemas y soluciones con nuestros propios abuelos.

El proyecto llevado a cabo: la elección de un grupo homogéneo

 Luego de tener una base teórica de lo que significa el problema de la brecha digital y de lo que se puede hacer para introducir a los abuelos a las TICs, se comenzó entrevistando a algunas personas mayores en el marco de un centro de jubilados barrial.

Se ha decidido centrarse en este grupo de usuarios ya que suelen ser una porción activa de la sociedad mayor de nuestro país: Se reúnen, realizan actividades sociales, conocen a otras personas, mantienen el tiempo ocupado por una módica colaboración mensual de entre $3 y $5. Estas personas por lo general acuden a los centros de jubilados (también conocidos como clubes de jubilados y pensionados) en busca de realizar alguna actividad que les demande tiempo de esparcimiento.

En algunos centros de jubilados existe una sala de computación donde se enseñan las nociones básicas de informática, pero hay muchas otras donde no.

La mayoría de las personas entrevistadas afirmaron no tener contacto con Internet ni el uso de la PC. Si bien fue poca la cantidad de personas que tuvieron interés en las posibilidades que ofrece su uso y acceso , entre los que sí estaban interesados, todos encontraban varios aspectos por los que simpatizaban o encontraban realmente útiles, aunque no supieran demasiado de eso.

Buscando soluciones al problema: Diseñar – Probar – Analizar los resultados

“Twenty years of usability engineering experience uniformly indicates that the biggest improvements in user experience come from gathering usability data as early as possible in a design project ” (3) (Nielsen2003) (4)

Se propuso centrarse exclusivamente en las necesidades de estos ancianos que asisten a un centro de Jubilados. Se diseñó una Red social, una suerte de sede digital del centro de jubilados (5). Esta decisión se basó en querer mantener unido el grupo homogéneo de personas mayores y brindarles un espacio virtual donde encuentren las mismas actividades que realizan en la vida cotidiana. Reducir lo más posible los espacios de los cuales no supieran nada y encontrar caras y actividades conocidas fue una decisión afortunadamente favorable: Se notó que muchas veces no tienen interés en conocer gente nueva y prefieren quedarse con los que ya conocen. Tal vez en un futuro cuando estén más familiarizados con el uso de las tecnologías esta actitud cambie, aunque también puede ser causa de la edad o de su propia personalidad.

Esta Web contaba con herramientas básicas que se ajustaban a los saberes mínimos que puede poseer un usuario que no domina la tecnología pero al menos sabe que existe y tiene buena predisposición hacia ella.

Se pensó el mapa de sitio en base a las actividades del club. La Arquitectura de información presentaba un árbol de navegación sencillo en el que se agregan algunas herramientas que existen solo en este “Centro de Jubilados Online”

Los participantes se mostraron interesados en colaborar pero tenían cierto miedo de realizar acciones “mal” que pudieran perjudicar a la investigación. Algunos, preocupados por sus niveles educativos (en la mayoría solo contaba con educación primaria) no estaban seguros de ser poder cumplir con la tarea, pero sólo con saber leer bastaba.

Se utilizaron prototipos de papel. La prueba consistía en mostrarles impresas las páginas del sitio web y navegarlas haciendo “clic” con el dedo índice. Se les explicó en reiteradas ocasiones que debían ser sinceros y reconocer si no sabían cómo manejarse en el sitio. Se podían notar nervios y pausas de más de 10 segundos hasta que finalmente reconocían no saber qué hacer o directamente pedían ayuda. La mayoría de las veces el usuario cometía el error sólo una vez, y si lo volvía cometer nuevamente era informado de ello y reconocía lo que estaba mal.

Al finalizar las sesiones de prueba se les preguntó sus impresiones con respecto a la actividad y manifestaron que al principio les resultó difícil pero de a poco empezaban a entender cómo utilizar la herramienta. Adjudicaron sus errores a no estar muy al tanto de cómo navegar por Internet. También reconocieron que tener un sitio Web sería “Interesante” o “Útil” pero que “no es para todos” (porque a muchos no les interesa o no sabrían cómo hacer para acceder). Todos los usuarios estaban interesados en saber “como les había ido” en la prueba, lo que demuestra parte de su buena voluntad y ánimo de colaboración.

Conclusiones finales

Se pudo notar un patrón, para poder delimitar aún más el perfil dentro del grupo “Usuarios mayores”. Existen usuarios que quieren introducirse a las TICs, otros que no y otros que están en una zona “gris”: 

Usuario Tipo I

Son personas grandes en edad pero se sienten jóvenes en el interior, siguen aprendiendo todos los días. No se quedan quietos, indican “no tener miedo a nada” y pueden seguir una conversación normal en temas tecnológicos (sin manejar tecnicismos) gracias a lo que hablan con sus nietos o escucharon en la TV. Sus habilidades pueden ser el manejo de un celular sencillo incluyendo el envío de SMS, el uso de la computadora para navegar Internet y manejar una cámara digital y enviar las fotos por mail.

Usuario Tipo II

Es el grupo de personas mayores que se resignaron a utilizar la tecnología porque no les quedaba otra opción o porque vieron que los beneficios eran importantes. Entre sus habilidades se encuentra el uso de cajeros automáticos para retirar dinero o hacer depósitos, el uso de un celular sencillo para realizar y recibir llamadas y el uso de ciertos electrodomésticos con panel digital (por ejemplo horno microondas)

Usuario Tipo III

Son ancianos sin ningún interés por el cambio, personas que viven de sus experiencias en el pasado y creen que “las cosas están bien como están” y no necesitan aprender nada. Sus habilidades son muy limitadas: Pueden utilizar un control remoto de TV sin manejar más que canales / volumen / encendido. Manejan dispositivos mecánicos como relojes a cuerda o cámaras fotográficas de película. Se cree que el manejo de las TIC son factibles entre los usuarios de Tipo I y de Tipo II.

El Usuario Tipo III no es factible como usuario real ya que posee una actitud negativa a verse involucrado con las tecnologías y es en vano diseñar para él. Se ha notado que las primeras experiencias con la computadora pueden responder más a una necesidad centrada en uno mismo (lo que uno quiere hacer, lo que quiere ver, leer), mientras que en el centro de jubilados la experiencia es más social (Charlar, jugar, bailar). Tal vez, en una etapa más avanzada de aprendizaje del usuario, se pueda lograr conjugar la experiencia de Internet como una experiencia también social.

Diseñar para este usuario muchas veces desconocido y pocas veces recordado, representa un gran desafío para diseñadores y especialistas en comunicación en medios digitales. Se ha comprobado que el usuario mayor no se lo puede concebir como un Ser aislado, sino que lleva a cuestas todas sus vicisitudes. Es por eso que se deben observar todas las aristas de sus problemas, desde la salud hasta su economía, y cómo todo en su conjunto afecta al diseño. ¿Son en realidad problemas? Se ha propone verlos como desafíos y oportunidades de cambio. Ahora nos toca a nosotros, desde nuestro lugar, ayudarlos.

Notas

(1)  Administración Nacional de Seguridad social (2010)  “Programa de acceso a computadoras para jubilados y pensionados“encontrado en http://www.anses.gob.ar/jubilados/programa_computadoras/default.php

(2) Fathers, J. (Entrevistador) & Bonsiepe G. (Entrevistado). (2002) “Peripheral Vision: An interview with Gui Bonsiepe charting a lifetime of commitment to design empowerment” [Transcripción de la entrevista] encontrado en http://www.guibonsiepe.com/pdffiles/interview2_2003.pdf 

(3) “Veinte años de experiencia en la ingeniería de la usabilidad indican uniformemente que las mejoras más grandes en cuanto a la experiencia del usuario vienen de recolectar datos de usabilidad lo antes posible en un proyecto de diseño”

(4) Nielsen, J. (2003) “Paper Prototyping: Getting User Data Before You Code” Alertbox Newsletter. Encontrado en http://www.useit.com/alertbox/seniors.html

(5) Se les informó que Internet podía servir para: Comunicarse con otras personas, Para comprar y vender cosas nuevas y usadas, para buscar y encontrar amigos o conocidos a los cuales se les perdió rastro, para ver videos y escuchar música, para leer el diario, para aprender a hacer labores como tejer o cocinar, para compartir conocimientos y enseñar, para discutir temas de actualidad o e intercambiar ideas, para encontrar información sobre salud y enfermedades.

Diseñadora Gráfica Mariana Varela
Programa de Actualización en Diseño Digital (PADD)
Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo UBA

Anuncios

Un pensamiento en “Internet y la tercera edad

  1. Me parece interesante y espero que tenga la suficientemente seriedad que la situación y las circunstancias lo requieren.
    Todo tema , todo formato y toda proyección pensada y ejecutada con altura de miras, es muy positivo y los resultados no tendrían porqué ser menores.
    Las comunicaciones y los nexos con buenas intenciones, aunque sean digitales,aportan una muy buena terapia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s