privacidad_facebook

Redes sociales: entre el control y la transformación social

El 4 de febrero pasado Facebook modificó, de forma unilateral y sin previo aviso, los términos de uso de la promocionada red social. Los diarios de todo el mundo no se harían eco de la noticia hasta casi dos semanas después. El revuelo fue inmediato. Las  denuncias y protestas de millones de nosotros, los “internautas”,  hizo que la empresa no tardara en anunciar su renuncia a aplicar las nuevas normas. Las condiciones de uso continuarían siendo las anteriores.  Es decir que Facebook sigue apropiándose de los derechos de todo lo que publicamos en esta “red social”.

La cesión de derechos es válida hasta tanto no nos demos de baja de la plataforma, mantengamos o no activa la cuenta. Todo ello pretendidamente bajo la jurisdicción de las leyes estadounidenses.  Facebook es sólo un ejemplo. Condiciones similares son habituales de otras aplicaciones de la Web 2.0 (Web 2.$ es una descripción alternativa válida) y también en algunos servicios de webmail y de mensajería instantánea.

Lo cierto es que mientras algunas empresas de Internet vigilan, controlan, abusan…. nosotros seguimos como si nada ofreciéndoles gratuitamente contenidos que son los generadores de valor… no sólo simbólico.

En este marco ¿Cuál es el interés de los grandes grupos de comunicación en promocionar estos espacios que buscan competir con ellos en el reparto de los gastos publicitarios? ¿Tendrá algo que ver el hecho de que se trata de fabulosos mecanismos de control social, o cuanto menos de recolección de información personal y social? ¿Acaso existe manera más fácil y barata de conocer los gustos personales y comportamientos y grupos de pertenencia de millones de personas con nombre, apellido, edad y ciudad de residencia?

El perfeccionamiento del panóptico reside en conseguir que quién esté dentro haya ingresado voluntariamente en él y no tenga presente que siempre hay alguien observándolo.

¿Cuál es el atractivo que encontramos los  millones de aficionados a este tipo de aplicaciones de la red en estar permanentemente expuestos a la mirada y el juicio de conocidos y extraños? ¿Será acaso que finalmente todos sentimos la pulsión narcisista de mostrarnos sin importarnos que mostramos? ¿Descubrirá la vidriera o escaparate digital que en realidad el resguardo de la intimidad es, o más bien era, una construcción social y cultural producto de una pacatería impuesta desde el poder? ¿Qué ha cambiado para que desde los grandes medios de comunicación y desde ciertos sectores académicos, unos y otros tan vinculados a otros poderes, se anime ahora a la exposición desinhibida de nuestros pequeños logros, de nuestras miserias, de nuestros cuerpos e ideas, de nuestros deseos, recuerdos y frustraciones, de nuestros amigos y de nuestros enemigos, de nuestras tonterías, de nuestros gustos, del color de nuestro dormitorio, de la forma de nuestro pie y del zapato que usamos, de nuestras extrañezas y aficiones?

Toda nuestra vida expuesta sin pudor en una ilusión de transparencia incapaz de revelar más que una capa exterior,  comercializable,  de quienes somos.

Me produce perplejidad la promoción continua de la superficialidad y el escepticismo como actitud ante la vida que se desprende del mensaje de los medios que se refleja con sorprendente fidelidad en la web 2.0. Perplejidad aún mayor ante la desvalorización que existe del compromiso con las propias ideas y con la vida de uno y la de los demás.

¿No es hora de pensar lo que hacemos en la Web, cómo lo hacemos y para qué lo hacemos?

Es importante que no permitamos que las redes terminen pescándonos.

Comunicarnos sí, pero con verdadera libertad. Ser dueños de nuestros deseos y de nuestros actos. Quizás sea hora de comenzar a migrar hacia otros espacios menos controlados. La red es amplia, no tengo dudas que encontraremos otros lugares y si no es así, busquemos la forma de crearlos.

¿Qué sería de Facebook y de la llamada Web 2.0 sin nosotros?

Apostilla

Alguna vez, muchas personas en el mundo tuvimos la esperanza en que la paz y la justicia terminarían por prevalecer en las relaciones entre las naciones y entre las personas. Que la miseria, el hambre y la guerra terminarían por desaparecer. No ha sido así, todavía.

El consumismo lleva en sí mismo la destrucción del planeta. Lo realmente importante es concentrarnos en mejorar realmente las condiciones de vida de las personas, de todas las personas. Una vivienda digna con agua potable y servicios sanitarios, alimentación suficiente, servicios de salud, educación de calidad. El mundo está en condiciones de alcanzar estos objetivos. Para ello nos lo debemos proponer con hechos, no sólo con declaraciones políticas de buena voluntad, ni  adhiriendo a grupos de apoyo o de repudio en una red social.   En última instancia, la mejora de las condiciones de vida de la humanidad depende de cada uno de nosotros. En tal sentido, el modelo de funcionamiento de las redes sociales, al mostrarnos con claridad que los seres humanos somos el fundamento de la red, contienen un germen de transformación de enorme potencial. Ponen de relieve que es posible trabajar junto a otros en pos de un fin común.

Intuyo que muchas personas en el mundo empiezan a darse cuenta que debemos empezar a cambiar nuestro modo de actuar. Que uno más uno más uno son mucho más que tres.

Diego Levis
Doctor en Ciencias de la Comunicación
Profesor titular de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA
http://www.diegolevis.com.ar

About these ads

12 pensamientos en “Redes sociales: entre el control y la transformación social

  1. Es preocupante. A la vez, muchos por ignorancia o vagancia de no leer las condiciones de uso y hacer click directamente, entregamos nuestra vida privada a estas redes, donde despues se dice que estos cambios de condiciones se deben a pujas de usuarios.

  2. No se si es desconocimiento o vagancia, o simplemente que nos encanta (ex) ponernos publicamente a que nuestra vida sea cortada en fotos, estados de animo, relatos sobre que estamos haciendo, con quien dormimos, etc, etc…

  3. Es la era del vacio (Lipovetsky) donde tenemos sujetos individualistas al maximo (a pesar de la pretendida red social), con un narcisismo exacerbado, y con la unica preocupacion de alimentar su hedonismo

    • No creo que las personas, hablando de adolescentes, utilisen por ejemplo el Facebook por ser narcisistas. Yo siendo adolescente puedo asegurar que la gran mayoría de nosotros utilizamos el facebook, para hablar entre nosotros (amigos y amigas), quizás también para conocernos un poco más entre nosotros.
      En mi opinión, los hombres y mujeres adolescentes ponen sus fotos no por narcisismo, sino para que sus amigos y amigas vean lo que hizo, o lo que no hizo.
      Si estoy de acuerdo con lo que escribió Fabián S, “muchos por ignorancia o vagancia de no leer las condiciones de uso y hacer click directamente”, solo que no es ignorancia, es vagancia.

  4. Releyendo el comentario anterior me dí cuenta que hay un error de tecleado que modifica el sentido de lo que quise escribir. En donde dice ¿Acaso el narcisismo no da felicidad? debe decir:
    ¿ACASO EL NARCISISMO NOS DA FELICIDAD?

  5. No creo que estemos en presencia de un fenòmeno nuevo.
    Parece ser que las redes sociales hacen uso de ciertos elementos ampliamente instalados en nuestra sociedad, por un lado, el extremo individualismo y, por el otro, el narcisimo fruto de dècadas y décadas de perfeccionamiento de la publicidad capitalista.
    En todo caso, actualmente se llego a un desarrollo tal de estos elementos, que ya no hacen falta modelos profesionales para vender un estilo de vida e impulsar los valores funcionales a esta sociedad, sino que ahora somos nosotros mismos quienes resguardamos esos “valores”.
    Perdon por la extensión.

  6. y si nos apropiamos de facebook y de la web en general para generar cosas diferentes??

    FBK no es el mal y los usuarios víctimas. FBK es producto de nuestra estupidez, y eso no va a cambiar cambiando los productos, sino cambiando la estupidez.

    La gran pregunta es… cómo generamos el cambio?

    Salud!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s